Hoy día sólo hay una cosa permanente, el cambio. Y el cambio es la norma fija en el mundo de la comunicación y el marketing. Y de mostrarte ideas que lo cambian todo, va este blog.

Creativo, no trabajes en agencia.

Creativo, trabaja para una agencia no en una agencia.

Y es que cada vez son más las personas que trabajábamos en agencias de publicidad y que ahora trabajamos para ellas. Y no solo para ellas, sino para clientes directamente.  Hay que tener ganas de emprender y es duro al principio, pero al final, son todo ventajas.

Todos los días a las 7:30 am me plantó en mi despacho con un té verde en la mano. La jornada ya ha comenzado. Tenemos la suerte de tener un cerebro incansable que muchas veces sigue su curso en el subconsciente y para esas horas somos capaces de producir algo. Bueno o no bueno pero algo.

Las rutinas están muy marcadas. El trabajo de 8-9 horas al día no te lo quita nadie. Pero el horario te lo repartes en función del día y las necesidades. Una parada para ir a surfear y que las ideas se llenen de aire. Una tarde de ensayo con el grupo para bajarnos de la mente y volver a subir alto al día siguiente. Nos solemos marcar siempre cada día con la obligación de hacer algo extraordinario.

Trabajar para te da movilidad. Flexibilidad. Libertad.
Puedes estar mucho más cerca de un cliente. Los nuestros hasta nos tienen reservado un pequeño despacho y una silla en su espacio físico. Los briefings se mastican mejor. Las ideas asoman al fondo de los ojos de una forma más rápida.

No tenemos ruido en nuestro bunker. Trabajamos a 2,60 ideas de profundidad, ni un metro de menos. Ayuda y mucho. La productividad a subido. Esa jornada de 8 horas rinde y mucho. Las manos se nos llenan a veces de ideas. Buenas o malas.

La soledad es muy importante para un creativo. El silencio suele pedir la palabra. Es en ese momento cuando se te ilumina la cara y zas, la tienes. La concentración absoluta provocarán un pensamiento claro, ordenado, eficaz y la habilidad de llenar de aire las palabras y poner sobre el papel lo que está volando en tu cabeza. Irás desarrollando un mayor talento para esquivar a la razón.

Las reuniones de brainstorming son más fructíferas. Nunca pondría a más de 4 personas en un brainstorm por las tensiones que se suelen dar, el pedir el turno para hablar, el disparo mental rápido de algunos y el regurgitar de ideas más pausado de otros también suele causar tensiones. Luego obviamente podrás juntarte con el resto de tu equipo (lo mejor de cada casa) para confrontar ideas y hacer crecer la bola, si se da el caso. Las nuevas tecnologías hacen además que tu equipo de trabajo pueda ser de los más folk, multidisciplinar y como lo quieras llamar.

Nunca se ha dado una situación mejor para llevarlo a cabo.

Trabajando para te da la posibilidad de rodearte del mejor talento, de lo mejor de cada casa, para copar con los proyectos. Son los nuevos caminos los que te llevan a encontrarte con esos yo-es que te estaban en ti. Tienes más libertad para proponer y probar propuestas estúpidas. Detrás de algo estúpido se encuentra la idea inteligente.

Siguiendo lo que te decimos de repente un día te darás cuenta de que ya no trabajas en una agencia grande sino que has hecho grande tu pequeña idea.

Y mola. Y mucho. Y si no que se lo pregunten a los dos tipos que conforman una de nuestras agencias de cabecera forsman&bodefors.

Os dejamos con una idea de las grandes que bien la podrías firmar tú o tú o tú.

La historia que camina erguida, 4milpasos.

Creemos en esa forma diferente de hacer las cosas.

En esas utopias que sirven para caminar. En esos cuentos que se hacen realidad en los ojos de todos.   El proyecto 4milpasos es una de esas ideas diferentes en las que creemos. Y creamos. Y.

Un trabajo con el equipo más grande del mundo. Un trabajo con el equipo más pequeño. Hecho de sudor. Lleno de magia. Que cuentan algo más que pasos.

Una de esas historias que caminan erguidas. Que caminan solas. Que hacen que la danza y el fútbol vayan de la mano. Que permiten que los sueños de 4 jóvenes artistas den 4milpasos.

4milpasos, avanza al ritmo de los 4milpasos que da de media un jugador en un partido de fútbol; los 4milpasos que interpreta un bailarín en una obra; los 4milpasos de un entrenador para dibujar la victoria o los 4milpasos que anda y desanda un creador hasta encontrar esa idea que de tanto que hablar.

4mil son los pasos recorridos por el equipo de la SD EIBAR y Wiko para dar la oportunidad a cuatro jóvenes artistas para que sus sueños den sus primeros 4milpasos y se unan a esta historia.

El teaser de esta historia que hoy camina erguida por tus ojos.










Creativo, no tengas ideas.

Hazlas. Más vale una idea que no es perfecta hecha, realizada, implementada que mil buenas en tu cabeza, o en la cabeza del equipo, o sobre un papel en el cajón de la agencia, o en un despacho de marketing entre vapores de naftalina.

Las ideas duermen en los insomnios de muchos. Campañas no natas. Hagamos que ocurran.

Ideas largas y anchas. Ideas de carne y hueso. Ideas reales. E J E C U C I Ó N.

Una oficina de hechos es lo que tendíamos que montar. O dos.

El asombro por una buena idea suele producir parálisis. Salgamos de ello. Esta es una de las mejores épocas para trabajar en el mundo de las ideas. Tenemos todos los medios a nuestro alcance.

El hombre del renacimiento es el futuro. Rodéate del mejor talento. Colaboración. Co-creacción. Re(d)acción. Escarbar. Rascar. Cortar. Dibujar. Inmortalizar en la retina. Filmar. Pintar. Colorear. Escribir. Reescribir. Tachar y volver a tachar. Destruir para construir. Aprender a fallar.

Solo se consigue haciendo. Creando algo escaso y valioso. Concretando. Siendo exacto.

El hombre de renacimiento es el futuro. Los equipos del renacimiento son el futuro. Ponte (poneros) a trabajar en lo que tengas. No pierdas el tiempo pensando en las posibilidades. Es un momento muy prometedor. Tenemos nuestros propios micromedios o plataformas de comunicación. Tenemos el poder de hacer líquidas las ideas que se hacen y que fluyen por la red.

Hay una cantidad de posibilidades inimaginables en el exterior. Muestra tu talento por todos los poros (ahora más que nunca). Es una buena época para inventar lo que está por venir. Para trabajar para empresas y no en empresas (esto es otro tema que desarrollaremos en breve). Para rodearse del talento abundante y crecer. Para no parar de hacer. Haz 100 veces más de lo que dices y verás.

Creativo, no tengas ideas, keep it up.

Ya puedes alquilar la casa de un sin techo.

Sombras que se despiertan en la noche. Sombras que se esconden en la oscuridad. Sombras que piden perdón por volverse a marchar, por salir por la ventana sin nuestro permiso a buscar el sol. Sombras de una sociedad.

Tormentas en sus sueños. Las manos las tienen siempre llenas de lluvia. Sus pies llenos de historias que tienen ganas de salir a contar.

Son los hombres y mujeres sin edad. Invisibles. Que no tienen un techo donde refugiarse de la indiferencia social.

Airbnb ofrece los hogares de los sin hogar en alquiler para denunciar esta situación. Demos cobijo a estas ideas.
 

Si eres creativo piensa en matarte.

Si trabajas en publicidad y te denominas creativo no lo hagas. Mata a ese creativo, es una forma insolente de denominarse.

Mi madre es más creativa que muchos de los que se autodenominan creativos. La gente que se las tiene que ingeniar con la que está cayendo es más creativa que tú. Departamentos de cuentas súper creativos. Estrategas que nos dan mil vueltas. Ingenieros agrónomos que se las ingenian para alimentar con sus ideas al mundo...

Que está profesión no se apodere del término creativo, no lo somos. Somos diferenciadores de cosas. Somos redactores de historias. Somos copywriters en busca de esas líneas que nos esperan agazapadas detrás de la esquina de ese papel en blanco. Nunca creativos.

No quiero alarmarte pero si eres creativo publicitario lo mejor que puedes hacer es dejar de serlo.

Llámate copywriter mejor o redactor publicitario. Es más humilde. Adelgaza el ego. Correrás más liviano por ese acelerador de ideas. Quizás te parezca una tontería pero los copylotos no lo creemos.

Todo empieza y acaba ahí. Somos expertos en vender y quizás la profesión cuando tiene que autopromoverse adolece de una lenguaje propio que lo diferencie. Diferenciador de cosas, repito. Ama la investigación, la estadística, y otras disciplinas que te pueden resultar más áridas. Es el germen de las buenas ideas. Vende con tus ideas y que no solo parezca que vendes. No disociemos entre fondo y forma. La forma es muy importante pero el fondo lo es más aún. Ejecución e idea. Idea y ejecución. Pongamos nuestro foco en lo cercano, en lo identificable.

No intentemos ser originales o creativos, intentemos ser diferentes. Lo primero es casi imposible, lo segundo es requisito indispensable.

No vendas extraños. Vende bien lo que conoces y conoce bien lo que vendes. Tienes que saber más de tu cliente que el mismo cliente. Cómpralo, úsalo y que te convenza. Si no compras tú lo que vendes, es difícil que otros lo puedan hacer. Escarba. Bucea. Ten algo bueno que decir. Y dilo de forma buena.

Y no es lo que dices, si no lo que no dices y evocas lo que realmente importa copywriter. La redacción creativa es la guitarra, la idea de fondo la partitura que te llevará a propagarte en la atmósfera. La creatividad publicitaria es hacer el amor, la campaña es el cigarrillo de después de. 

Quítate esa denominación de creativo. Ponte los dos sombreros en la cabeza. Uno para el pensamiento lateral y otro para proteger tu pensamiento crítico.

Acabo ya. Acabo con la denominación de creativo. Amor incondicional por la denominación copywriter. Copy que puede haber escrito esta historia de amor daltónico.
 

Cerebro de repuesto.

Corazón de repuesto. Ojos de repuesto. Cerebro de repuesto.

Para esos recuerdos que se despiertan en medio de la noche y se van. Para esos insomnios que se ocultan tras la oscuridad. Para ese olvidar constante que pide perdón y se escapa por la ventana buscando a otra víctima. Juramos no mencionarnos hasta olvidar nuestros nombres. Juramos no descubrir lo que callan tus silencios. Juramos no soñarnos más en nuestros insomnios.

Recuerdo en llamas haz cenizas el Alzheimer .

Las ideas son seres vivos.

La idea nace, crece, se reproduce y vuelve a nacer.

La idea es líquida. Fluye.  Sube y baja como una montaña rusa. Las ideas están viva. Son las hacedoras de sueños y deshacedoras de los nudos dormidos del pensamiento. Bordan la dureza del día a día y dibujan en esos miradas dislocadas una gran sonrisa. Aletean de impaciencia y alegría. Doman a las piedras del aburrimiento. Arrancan hiedras a las partituras de la monotonía. Ladran al llanto. Las ideas se encuentran debajo de las palabras respirando tu aliento. Confundidas. Pequeñitas. Frágiles. Calientes.

Tiramos de su cordón umbilical para que nazcan, crezcan, se reproduzcan y vuelvan a nacer.